La guía completa sobre la ISO 50001 – Sistemas de Gestión de Energía‎

Mucho se habla sobre sostenibilidad en las empresas. Entretanto, pocas de ellas saben cómo actuar para optimizar el consumo de energía, reducir costos y ayudar a preservar al medio ambiente.

Por increíble que parezca, muchas empresas aún creen que los sistemas de gestión de energía están distantes de la realidad, son complejos de implementar o que se aplican solamente a grandes industrias.

¡Es allí que ellas se engañan! Hoy desde hospitales hasta estadios de fútbol ya cuentan con sistemas de gestión de energía.

A pesar de recientes, la ISO 50001 y los sistemas de gestión de energía llegaron para quedarse y pueden ser integrados a otros sistemas de gestión (calidad y medio ambiente, por ejemplo), generando innumerables ventajas.

¿Está listo para entrar en este mundo sin vuelta? Entonces continúe leyendo esta publicación hasta el final.

Al final, ¿qué es la ISO 50001?

La ISO 50001 es una norma que provee requisitos y orienta a las organizaciones que buscan establecer, implementar, mantener y perfeccionar un sistema de gestión de energía. La norma se basa en buenas prácticas seguidas en todo el mundo y que son esenciales para que el negocio se vuelva sostenible. Ella fue publicada en 2011, está volviéndose cada vez más popular. Fue elaborada para ayudar a las organizaciones a administrar de forma cuidadosa el uso de la energía entre sus procesos, a identificar oportunidades de mejora y evitar el desperdicio de recursos.

La norma provee una metodología estandarizada para medir el consumo de energía a través de procesos individuales y para conectarlos a los esfuerzos de sostenibilidad.

La ISO 50001 sigue la estructura de alto nivel, ya utilizada por otros estándares como ISO 9001 e ISO 14001. Ambos se basan en el concepto del PDCA (PLAN-DO-CHECK-ACT) seguido por la ISO y enfocado en el ciclo de mejora continua. Eso significa que la empresa deberá buscar de forma constante, maneras de optimizar el uso de la energía.

¿Por qué implementar un sistema de gestión de energía?

El aumento de la competencia incentiva a las empresas a buscar mayor eficiencia por medio de la reducción de costos operacionales. Se estima que, en algunas industrias electro intensivas, los gastos con energía pueden representar más de 30% del costo final de producción. El aumento constante en los precios del petróleo, electricidad, gas y otras fuentes de energía, genera un gran impacto en la economía del sector industrial. Pero al mismo tiempo, es una gran oportunidad para acciones de mejora.

La reducción del consumo de energía es reconocida como una de las estrategias más eficaces para elevar la competitividad y los ingresos de una empresa, además de fortalecerlas delante de escenarios de incertidumbre e inestabilidad económica.

¿Cuáles son los beneficios de implementar un sistema de gestión de energía?

Al implementar estrategias de economía de energía, las empresas pueden beneficiarse de diversas formas. Abajo están destacadas tres de ellas:

1. Diferenciación de productos y acceso facilitado a mercados exclusivos

Las empresas pueden obtener certificaciones que mejorarán su imagen en el mercado. Al ganar destaque sobre la competencia, sus productos podrán alcanzar a clientes más exigentes.

2. Disminución de riesgos e incertezas

Las grandes industrias muchas veces se concentran sólo en alcanzar las metas de producción. La eficiencia energética es raramente observada, lo que frecuentemente resulta en el aumento de costos y en la reducción de ganancias. Optimizar el consumo de energía ayuda a elevar la salud financiera de las empresas.

3. Protección ambiental

En los últimos años, muchos países fueron contemplados con nuevas leyes, acuerdos o reglamentos energéticos, tales como reducción de la huella de carbono o acuerdos sobre alteraciones climáticas. Esos cambios forzaron a muchas organizaciones a mitigar los riesgos ambientales, a fin de mantener su presencia en el mercado. Al demostrar compromiso con la mejora del desempeño ambiental, las organizaciones pueden conquistar a nuevos clientes que buscan productos ecológicamente correctos.

¿Cómo implementar un sistema de gestión de energía de acuerdo con la ISO 50001?

La ISO 50001 debe contemplar todos los niveles del negocio, de la misma forma que sucede con la norma ISO 14001. Eso incluye a especialistas en medio ambiente, especialistas vinculados a los principales procesos de la empresa y otros liderazgos.

Aquí están los principios básicos de la estructura de la ISO 50001, siguiendo el PDCA:

Planificar

  • Evalúe el escenario actual y establezca metas para el consumo de energía.
  • Defina objetivos y las metas que usted desea alcanzar.
  • Establezca planes de acción para trabajar en las oportunidades de mejora.
  • Establezca indicadores de desempeño para acompañar el consumo de energía.

Hacer

  • Delegue tareas a los miembros del equipo, con competencia para implementarlas.
  • Implemente los planes de acción definidos en la etapa de planificación.

Verificar

  • Monitorice los procesos y realice mediciones sobre el uso de energía.
  • Verifique sus resultados con relación a las metas y objetivos.
  • Comunique los resultados para las partes interesadas.

Actuar

  • Una vez que los resultados fueron alcanzados, establezca nuevos objetivos para mejorar continuamente. En caso que los resultados no hayan sido alcanzados, es preciso determinar las razones y tomar medidas para corregir los problemas.

¿Cuál es la relación entre la ISO 50001 y la sostenibilidad?

Para que sea exitoso, todo plan de sostenibilidad precisa tratar de la optimización en el consumo de energía. Por eso, la implementación de la ISO 50001 es una excelente manera de contribuir con la sostenibilidad de las organizaciones.

La norma ayuda a maximizar el uso de energía a partir de fuentes renovables, y a encontrar equipamientos para realizar tareas de forma más eficiente, consumiendo menos energía.

Además, la ISO 50001 también ayuda a administrar el consumo de energía relacionado a toda la cadena de abastecimiento. Contar con una cadena de proveedores que se preocupan con la sostenibilidad, es una de las maneras más eficientes de llevar sus negocios a una condición sostenible.

Consideraciones finales

El proceso de certificación no es obligatorio para que se obtengan todos los beneficios de la ISO 50001. Sin embargo, al conquistar el certificado con el apoyo de una entidad de certificación profesional, los resultados serán alcanzados de manera mucho más rápida.

También será más fácil administrar el consumo de energía con apoyo de un software automatizado. Las empresas que ya poseen un sistema de gestión ambiental o certificación ISO 14001, podrán capturar los datos necesarios para la ISO 50001 con mayor facilidad.

Si su empresa pretende transformarse en líder en sostenibilidad, tal vez sea hora de considerar la certificación ISO 50001.

Marcelo Becher

Autor

Marcelo Becher

Especialista en Gestión Estratégica a través de la PUC-PR. Analista de negocio y de mercadeo en SoftExpert, proveedora de software para automatización y mejora de procesos de negocio, conformidad reglamentaria y gobernanza corporativa.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.