Reconocer los 7 principios de calidad; enfoque en el cliente, liderazgo, compromiso de las personas, abordaje de procesos, mejora, toma de decisión basada en evidencias y gestión de relacionamiento son cruciales para establecer una directriz para comportamientos, actividades, procesos y tecnologías, pero solamente la información por sí sola no es suficiente para alcanzar la excelencia en los negocios. Usted debe estructurar las mejores prácticas relacionadas al análisis de datos e informaciones para conquistar excelencia operacional y organizacional.

SEPA MÁS

Las 5 acciones de oro para el gestor en el entrenamiento de sus equipos

El secreto para administrar no conformidades de manera eficiente

Análisis de causa raíz – Resolviendo problemas definitivamente

El análisis del crecimiento del mercado es esencial para nutrir y viabilizar el ambiente en el cual las organizaciones están insertadas, permitiendo respuestas y mejoras precisas destinadas a nichos específicos, resultando en un compromiso mejor por medio de esfuerzos operacionales. Empresas prósperas promueven la concienciación de calidad y operacionalizan la excelencia como una práctica común para aumentar los activos económicos, humanos y tecnológicos disponibles en su propio ambiente de mercado. Es una situación gana-gana, proveer y explotar informaciones y recursos.

En este artículo aprenderás sobre:

Priorización de los valores del cliente

El enfoque en el cliente es una gran preocupación para la mayoría de las organizaciones, en donde todas las tareas, acciones y procedimientos son direccionados para alcanzar las expectativas, necesidades y felicidad del cliente, lo que es diferente de las empresas prehistóricas en donde el costo y la eficiencia son dominantes. Las compañías están obcecadas con la maximización de la calidad de los productos y servicios ofrecidos. Pero, la verdad es que la lealtad y los valores del cliente deben ser priorizados para alcanzar el alto desempeño y excelencia.

Las empresas están comenzando a prestar atención a la satisfacción de sus clientes y a identificar lo que precisa ser hecho internamente y externamente para estar atentos y preparados a cualquier mínimo cambio, como investigar y medir las percepciones y cultura de los consumidores y también cambiar para tecnologías de feedback con menos interferencia, permitiendo que clientes estén cada vez más cerca de las organizaciones.

Conductas del liderazgo

Uno de los principales elementos de la excelencia operacional es un líder que motiva a sus funcionarios y, por lo tanto, aumenta sus ganas de buscar mejora técnica, juntamente con el compromiso de ejecutar la visión de la empresa. Un estilo de liderazgo cautivante es de hecho necesario para promover prácticas de excelencia en el desarrollo del conocimiento y comportamiento de cada persona en cualquier departamento. Su actitud y conducta son consideradas y comprobadas como uno de los principales motivadores para alcanzar y mantener calidad y desempeño.

Las empresas deben explotar el papel del liderazgo liberal para alcanzar las metas operacionales, empoderando y alternar las autoridades de los miembros con un proceso supervisado que permita recompensas y reconocimiento cuando los resultados son alcanzados. Enfatizar el factor humano es fundamental para crear una atmósfera de confianza, llevando a más participación y compromiso entre el equipo operacional y los gestores.

Percepción de los recursos humanos

La globalización elevó el nivel de competitividad para la mayoría de las industrias los últimos años, de modo que, para prosperar, las organizaciones precisan descubrir formas de administrar a sus funcionarios enfocándose en su compromiso con la excelencia operacional. El mercado emprendedor ha mostrado constantemente que las mejoras en el desempeño son hechas por medio de prácticas de gestión de recursos humanos, como actividades de búsqueda de recursos, rediseño de cargos, empoderamiento, sistemas de producción basados en humanos, capacitaciones, uso compartido de informaciones e incentivos por medio de recompensas y reconocimiento.

Los funcionarios deben ser bien capacitados para mejorar su competencia y capacidad de aprender y enseñar, lo que fortalece su lealtad con la empresa. La motivación y la carga de trabajo son factores importantes para la excelencia de las actividades operacionales, crear situaciones favorables para que ellos puedan sentirse confortables en compartir la visión y la misión de la empresa durante y después de su actividad. Cuando los funcionarios creen y ven que sus esfuerzos están siendo percibidos y atendidos por la empresa, ellos garantizan la satisfacción del cliente como una consecuencia natural. Por lo tanto, influenciar el éxito de las personas es uno de los principales factores que afectan la operación y puede suavizar la implementación de la excelencia.

Efectos de la gestión de proceso

La gestión de procesos es la base para la excelencia, garantizando que las partes interesadas estén alineadas con el objetivo estratégico de la excelencia operacional. Crear y mantener el relacionamiento entre las operaciones y los clientes ha sido explotado y actualizado por muchos gerentes y supervisores. Aunque la reconstrucción del proceso sea un emprendimiento lento y doloroso, el esfuerzo va más allá de las metas y objetivos, llegando a la mentalidad de todos los involucrados y son sellados en el corazón de la organización con su misión, visión y valores.

Por lo tanto, una gestión de proceso “en campo” ayuda en el trabajo en equipo, en la resolución de problemas y en las necesidades de cambios, lo que lleva finalmente a una excelencia sostenible. La implementación de estos procesos requiere una transformación adecuada en el local y en los procesos, en donde cuestiones como integración, recursos externos, conocimiento y adaptabilidad están moviéndose constantemente, permitiendo oportunidades para experimentar nuevas ideas que realmente conecten a funcionarios y clientes.

Exelencia Operacional empresas espanha

Esclarecer la excelencia operacional

Un proceso estructurado que establezca metas de calidad a largo plazo, definiendo los medios utilizados para alcanzar esos objetivos, reitera la importancia de la participación de la alta administración para esclarecer estrategias. Esta proactividad de los líderes diferencia las prioridades de las actividades menos relevantes, destacando acciones y recursos necesarios para fortalecer los esfuerzos estratégicos, a fin de obtener ventajas competitivas. Los equipos deben respetar el plan del líder que vislumbra el futuro, y traducir sus percepciones y estrategias en realidad, llevando en consideración su capacidad operacional propia.

Un plan estratégico que todos entienden y creen, garantiza acciones coherentes que caminan hacia el mismo lugar, enalteciendo el posicionamiento establecido para sobrevivir en el mercado. Entre todos los desafíos que los líderes enfrentan, la planificación estratégica deficiente, la falta de integración, la escasez de recursos financieros y el bajo empoderamiento de los funcionarios son las principales dificultades en la implementación de la excelencia y calidad.

Ambiente de mejora

Los datos corporativos y las informaciones de mercado se están volviendo más complejas a cada día fortaleciendo el ambiente competitivo, tanto interna como externamente. Es vital obtener acceso a fuentes de informaciones y colectar datos útiles para desarrollar un análisis adecuado y preciso, creando prácticas comunes que hacen que las decisiones basadas en evidencias sean una fuente inevitable de estrategias de mejora, asegurando que las informaciones sean oportunas, precisas y confiables, posibilitando minimizar el conflicto con clientes/prospectos y reducir la ambigüedad entre procesos y procedimientos.

Desde una perspectiva de uso compartido de conocimiento, la correlación entre calidad y uso compartido de conocimiento es crucial para un ambiente de mejora. Las organizaciones esperan adoptar nuevas tecnologías para facilitar y escalonar el flujo de informaciones sin problemas. Por lo tanto, esta implementación afectará cada vez más a comportamientos como percepción social, responsabilidades legales, éticas y participación cultural, transformando el ambiente constantemente.

Conclusión

Las mejores prácticas para excelencia operacional ocurrirán efectivamente cuando los líderes se comprometan con la implementación de prácticas y programas de calidad. En lo que se refiere a los recursos humanos, los resultados son alcanzados estimulando el conocimiento, reclutamientos robustos, capacitaciones y el desarrollo por medio de prácticas y procesos adecuados y fáciles. Pensando en el proceso, el factor más crítico es promover la excelencia en las mentes de los funcionarios y mantener el enfoque en las necesidades, percepciones y expectativas de los clientes, adquiriendo datos e informaciones cuanto antes para filtrar las mejores ideas y establecer estructuras de previsiones que acepten mejoras y críticas. Construir y contribuir en la construcción de estructuras de conocimiento y práctica provee resultados valiosos que ayudarán a estrategias y líderes a reconocer buenas prácticas y promover mejoras. Y, por último, pero no menos importante, para mantener la excelencia una vez alcanzada, esas prácticas deben ser expuestas a críticas, revisiones y mejoras regulares.

Raphael Gonçalves Arias

Autor

Raphael Gonçalves Arias

Analista de Marketing de Produto da SoftExpert, Raphael Arias tem mais de 8 anos de experiência na indústria de TI. Atuou com consultoria e implantação de soluções SaaS em empresas do setor de logística e gerenciamento de riscos. É graduado em Sistemas de Informação e possui MBA em Marketing.

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.