La pandemia ha obligado a muchas organizaciones a poner en marcha proyectos de transformación digital. Según el DT Index 2020, un estudio realizado por Dell Technologies, la transformación digital se ha convertido en un factor de supervivencia para muchas empresas. De los 4300 líderes de TI encuestados en todo el mundo, alrededor del 80% confirmó que sus empresas han implementado al menos una iniciativa de transformación digital para 2020, un fenómeno que ha impulsado en última instancia la adopción de plataformas de bajo código, o BPM low-code.

¿De qué se trata el BPM de bajo código?

El concepto de código bajo, o low-code, está ligado a plataformas que ofrecen interfaces gráficas intuitivas y asistentes de configuración, lo que permite a los usuarios sin conocimientos avanzados de programación crear aplicaciones mucho más rápidamente que el método tradicional basado en la codificación manual. Al mismo tiempo que las áreas de negocio tienen sus demandas, el departamento de TI carece de los recursos necesarios para apoyar y realizar las entregas a tiempo. Este enfoque permite que los proyectos se entreguen en un espacio de tiempo más corto. Las herramientas de BPM de bajo código permiten a las propias áreas de negocio mapear los procesos, automatizar los flujos de trabajo y crear formularios electrónicos (eForms) de forma ágil, asegurando el control, la visibilidad y mejorando la productividad de su departamento.

Los beneficios del BPM de bajo código

Organizaciones como hospitales, bancos y universidades han estado aprovechando los beneficios del BPM de bajo código, tales como

  • Agilidad: al acelerar la creación y el lanzamiento de aplicaciones basadas en procesos de negocio, bajo código acelera la entrega de valor.
  • Costos: como el desarrollo es más rápido, los costos también disminuyen.
  • Mano de obra: este enfoque permite a los programadores sin un alto nivel de conocimientos y a los analistas de negocio sin conocimientos avanzados de programación, realizar las entregas, lo que aumenta las opciones de mano de obra disponible.
  • Innovación: El bajo código estimula la productividad y la innovación al permitir la creación de nuevas aplicaciones y soluciones digitales en menos tiempo.

Ejemplos de aplicación del BPM de bajo código

1. Procesos empresariales automatizados

Los procesos manuales, correos electrónicos y las hojas de cálculo son lentos; están sujetos a incoherencias y a la pérdida de información. BPM de bajo código permite estandarizar las actividades, haciendo que las solicitudes y aprobaciones sean más ágiles, además de promover la visibilidad y el control sobre los flujos de trabajo. Ejemplos: Procesos de solicitud de vacaciones, compras, viajes, entre otros.

2. Aplicaciones móviles

El bajo código permite estandarizar los procesos y ofrecerlos en forma de servicios a los que se puede acceder a través de dispositivos móviles. Una universidad, por ejemplo, puede permitir que sus estudiantes se registren y carguen los comprobantes y otros documentos necesarios utilizando un smartphone.

3. Portales web

Los portales web son una herramienta muy utilizada por las empresas para interactuar con sus clientes, socios comerciales y proveedores. Con bajo código es posible crear diferentes portales para cumplir con los más variados objetivos, como el registro de solicitudes, el seguimiento de resultados, entre otros.

¿Cómo puede BPM de bajo código impulsar la transformación digital en su empresa?

Contar con una estrategia digital se ha convertido en un factor crítico para el éxito de las organizaciones. Las tecnologías bajo código han actuado como facilitadoras de la transformación digital, permitiendo aplicar herramientas para optimizar los procesos y facilitar la consecución de los objetivos empresariales, lo que muchas veces no sería posible sin el apoyo tecnológico. Una estrategia sólida puede dar la dirección y tener un gran impacto en los resultados de una empresa a largo plazo.

BPM + RPA

El concepto de bajo código está directamente relacionado con las estrategias de transformación digital, ya que muchas de las iniciativas implican la mejora y automatización de procesos, que pueden ser implementadas y aceleradas a través de plataformas BPM de bajo código.

La tecnología y, especialmente, el concepto de bajo código representan sólo una parte cuando se trata de estrategia de transformación digital. Comprender el negocio en profundidad es crucial para identificar las oportunidades que mejor se ajustan a las necesidades de la organización, lo que requiere un amplio apoyo del liderazgo y un fuerte compromiso entre las áreas de TI y de la empresa.

Para obtener más información sobre BPM y transformación digital, le invito a consultar otros contenidos que hemos preparado sobre estos temas aquí en el blog.

Marcelo Becher

Autor

Marcelo Becher

Especialista en Gestión Estratégica a través de la PUC-PR. Analista de negocio y de mercadeo en SoftExpert, proveedora de software para automatización y mejora de procesos de negocio, conformidad reglamentaria y gobernanza corporativa.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.