Aunque muchas organizaciones aún tengan dudas cuanto a la viabilidad de implementación de un sistema de gestión de activos, después de la publicación de la ISO 55000 en 2014, el mercado pasó a comprender mejor los beneficios de esta disciplina. Con eso el tema viene evolucionando rápidamente.

La gestión de activos orienta las acciones de control de vehículos, máquinas, equipamientos, entre otros, durante todo su ciclo de vida.  Organiza los procesos, procedimientos y actividades técnicas que involucran a los activos, buscando alcanzar los resultados y objetivos de negocio.

A pesar de las particularidades de cada empresa, algunos beneficios en común pueden ser alcanzados a través de la gestión de activos:

Mejor desempeño financiero:

La gestión de activos permite mejorar el retorno sobre las inversiones. Con eso reduce los diversos costos inherentes al activo y preserva su valor.

Decisiones basadas en evidencias:

Permite que la organización mejore la toma de decisión. Evita errores, desvíos y riesgos para el negocio.

Mejor gestión de los riesgos:

Reduce pérdidas financieras y mejora la salud y la seguridad de los colaboradores. Mejora la imagen de la empresa frente al mercado, minimiza el impacto ambiental y social, evita multas y penalidades.

Productos y servicios de mayor calidad:

Garantiza mejor desempeño de los activos. Puede generar productos y servicios que atiendan y aún hasta excedan las expectativas de los clientes.

Mayor conformidad:

Garantiza la transparencia con relación a requisitos legales y reglamentarios. También simplifica la adhesión a estándares de gestión de activos, políticas y procesos.

Eleva la sostenibilidad organizacional:

Administra los efectos de corto y largo plazo, gastos y desempeño, pudiendo mejorar la sostenibilidad de las operaciones y de la organización.

Mayor eficiencia y eficacia operacional:

La revisión y perfeccionamiento de procesos y procedimientos, eleva el desempeño de los activos y puede mejorar la eficiencia, eficacia y facilitar el alcance de las metas.

Resumiendo, la gestión de activos apoya la realización de valor, al mismo tiempo en que equilibra los costos financieros, ambientales y sociales, el riesgo, la calidad de servicio y el desempeño relacionado con los activos.

Para conocer más sobre el asunto, lo invito a usted a ver el webinar Beneficios de la implementación de un sistema de gestión de activos conforme la ISO 55000, de mi colega Gerardo Trujillo, un experto en el asunto.

Ver el Webinar

Marcelo Becher

Autor

Marcelo Becher

Especialista en Gestión Estratégica a través de la PUC-PR. Analista de negocio y de mercadeo en SoftExpert, proveedora de software para automatización y mejora de procesos de negocio, conformidad reglamentaria y gobernanza corporativa.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.