La idea por detrás de la Gestión del Ciclo de Vida del Producto (PLM) con relación al análisis es bien simple. Básicamente, es colectar y administrar las informaciones y procesos relacionados de todas las etapas del desarrollo de los productos.

El PLM puede ser útil para cualquier profesional, en cualquier lugar, independiente de dónde él trabaje dentro de una empresa de manufactura. Pero un desafío para el PLM es extender su cobertura para más allá del departamento de ingeniería. Las raíces históricas de las soluciones de PLM se remontan a los sistemas (CAD), diseño e ingeniería, y esa asociación impidió la aceptación más amplia de softwares de PLM.

Pero los tiempos están cambiando. Varias tendencias y tecnologías están afectando el futuro de los ciclos de vida de los productos: big data, movilidad, Internet of Things (IoT), Industria 4.0 y el crecimiento explosivo de la automación y software en la fabricación.

Podemos citar algunas tendencias que ya están impactando en el modo en que vemos al PLM y que además impactarán más profundamente en las prácticas actuales.

Dispositivos conectados

Los dispositivos conectados van a cambiar mucho en términos de cómo podemos comunicarnos con los productos, comenzando con la capacidad de entrar en el ambiente físico real con los clientes. Los datos de IoT mejoran el entendimiento sobre los requisitos del cliente y monitorizan el desempeño del producto en la vida real. Los sensores están mejorando y volviéndose más accesibles y eficientes que nunca, abriendo nuevas oportunidades para rastrear e investigar cómo los clientes están experimentando productos en todos los sectores. Desde la industria aeroespacial, automotriz, bienes de consumo y otras, la monitorización de productos en tiempo real abre oportunidades para desarrollar nuevos tipos de soluciones de mantenimiento y operación.

IoT puede actuar en aplicaciones y tecnologías de ciclo de vida de productos existentes de tres formas:

  • Mantenimiento, reparación y revisión: El mantenimiento y el área de servicios están siendo expandidos en los días de hoy, y las organizaciones de manufactura tienen interés creciente en modelos de negocios de servicios avanzados. Los sensores pueden proveer una base de datos para conectarse y comunicarse con productos para fines de mantenimiento.
  • Gestión de requisitos: Ayuda a proveer visibilidad sobre cómo los clientes están usando productos. Sabiendo que algunas funciones del producto no están siendo utilizadas y usando esas informaciones en futuros análisis de requisitos, las herramientas de gestión pueden ser altamente benéficas.
  • Monitorización del desempeño del producto: ¿Y si usted consigue obtener datos reales de desempeño del motor y de otras partes de un auto, avión, computadora o aún hasta un cepillo de cabello? Esos datos también ayudan a lidiar con el conjunto creciente de reglamentaciones y aún hasta de requisitos ambientales.

¿Workflows o mejora de la experiencia?

Actualmente, el workflow es uno de los paradigmas fundamentales del software corporativo: todo proceso de ingeniería y negocios puede ser modelado y ejecutado como un conjunto de tareas con condiciones y reglas. Los workflows han sido una manera buena y formal de organizar las operaciones, pero pueden ser demasiado desafiadores para ser incorporados a las organizaciones existentes. Además, las nuevas generaciones están rechazando los paradigmas actuales de la experiencia del usuario, especialmente aquellos relacionados a flujos de trabajo formales. La demanda por nuevas experiencias interactivas viene de una nueva generación de usuarios.

¿Qué es lo que significa esa demanda para los desarrolladores de la tecnología PLM? En suma, las tecnologías interactivas – de teléfonos celulares a sitios web, aplicaciones móviles y aplicaciones de software como servicio (SaaS) – precisan suministrarle al usuario experiencias más útiles, autoguiadas, libres de burocracias y eficientes.

Integración total

El software está tomando cuenta del mundo, lo que puede tener un impacto interesante en el ciclo de vida de los productos. Las listas de materiales (Bill of Materials) precisan cubrir no sólo piezas mecánicas y electrónicas, sino también elementos de software. A medida que la complejidad del software en la fabricación aumenta, los productos demandarán integración más profunda que nunca en el proceso de desarrollo del producto y en el ciclo de vida general. Las empresas tendrán dificultades en mantener a los equipos mecánicas, electrónicos y de software en silos, ya que la integración mejorada entre los elementos mecánicos, electrónicos y de software de los datos del producto será altamente demandada.

El futuro

La demanda del consumidor por integración en el desarrollo de productos y operaciones globales puede llevar a una nueva forma de experiencia interactiva, comenzando con la captura de requisitos de productos y terminando con el mantenimiento predictivo de productos y servicios.

Se espera que las informaciones combinadas sobre productos virtuales y físicos presenten un nuevo nivel de demanda para análisis y gestión de datos, y la escala de datos combinada con su complejidad será un desafío para las empresas y para los sistemas de información que van a efectivamente viabilizar ese futuro diseñado.

 

Tobias Schroeder

Autor

Tobias Schroeder

MBA en Gestión Estratégica en la UFPR. Analista de negocio y de mercadeo en SoftExpert, proveedora de software para automatización y mejora de procesos de negocio, conformidad reglamentaria y gobernanza corporativa.

También puede interesarte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.