Ya sea para sustituir o aumentar la plantilla, las empresas en general tienen dificultades para contratar personal para las vacantes. De hecho, se está observando una escasez de mano de obra calificada, o de talentos, como muchos prefieren llamarlo. Pero, ¿es real esta falta de gente preparada o hay algo detrás de esa historia?

Duda sobre escasez de mano de obra

Frente a la escasez de mano de obra

A la hora de definir las competencias necesarias para cubrir una vacante, es importante basarlas en las actividades que se realizarán. Dejar de lado algunas de ellas para aumentar las posibilidades de encontrar candidatos acaban provocando sobrecarga en los reclutadores y haciendo que las personas adecuadas pasen desapercibidas.

Por otro lado, “subir” los requisitos filtra buenos candidatos potenciales. Pueden tener suficientes habilidades y experiencia para desempeñar la función que hay que cubrir, pero se han quedado fuera. Esta estrategia también acaba causando pérdidas a la negociación por alargar demasiado el tiempo en que el puesto permanece abierto.

Por lo tanto, conocer bien las actividades y la rutina que efectuará el profesional marca la diferencia. Disponer de una descripción del trabajo y del puesto bien elaborada, con los requisitos necesarios y deseables, facilitará el trabajo de RR. HH. para hacer una buena divulgación. Busque el apoyo de los líderes para tener éxito en estas tareas.

Empleado contratado

Encontrar el tesoro dentro de la casa

Una posibilidad que a veces se pasa por alto es la de cubrir la vacante con personal interno. En un primer momento, esta idea puede sonar contraproducente. Va a resolver un problema, pero puede estar creando otro en el área o función que está cediendo el profesional. Sin embargo, es posible que el puesto abierto por la reubicación se cubra más fácilmente con una selección externa que con la demanda original.

Para tener éxito en esta estrategia es fundamental contar con el apoyo de un software que proporcione la asignación de las competencias de la organización. Le ayudará a localizar a los profesionales compatibles con las vacantes y el grado de impacto que puede tener la reubicación.

Anticipación de necesidades y soluciones

Mejor que esperar para que la escasez de mano de obra disminuya es anticipar las necesidades. Prepare a su personal para satisfacer las demandas estratégicas. Utilizando los objetivos estratégicos de su empresa como punto de partida, trace las funciones importantes necesarias para alcanzarlos. En posesión de esta información, haga un inventario de competencias para verificar las deficiencias existentes. A partir de ellos, invierta en acciones de capacitación para desarrollar su equipo y dejarlo apto para suplir las demandas que la evolución de su empresa va a exigir. Puede reducir la necesidad de abrir vacantes externas y, como ventaja, también contribuye a reducir la rotación.

¿Quiere saber más sobre el desarrollo del capital humano y otros temas de mejora de la gestión? ¡Suscríbase a nuestro boletín de noticias y manténgase al tanto de las novedades!

Laurides Dozol

Autor

Laurides Dozol

Especialista em Gestão Empresarial pela FGV. Analista de negócios e mercado na SoftExpert, fornecedora de softwares e serviços para automação e aprimoramento dos processos de negócio, conformidade regulamentar e governança corporativa.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.