ESG: el nuevo paradigma de los negocios- Cronología

La inversión socialmente responsable y sostenible (ESG) no es una moda pasajera ni una nueva tendencia. Ciertamente hemos visto un gran crecimiento en los últimos 10 años, pero este tema tuvo sus primeros movimientos hace décadas.

Continuando con la serie de publicaciones sobre las prácticas de ESG, en este artículo traeré varios eventos cronológicos de la historia mundial que tienen que ver con los pilares de la sostenibilidad hasta llegar al nivel en que se encuentra este tema hoy en día.

Existen varias versiones cronológicas en la literatura que justifican las raíces del concepto ESG, sin embargo, hay algunos eventos que fueron posiblemente los principales influyentes en el impulso de lo que tenemos en la esfera económica sostenible hoy en la actualidad, y se describirán a continuación.

Guerra de Vietnam y Apartheid (Década de 1970)

La participación de Estados Unidos en la Guerra de Vietnam aumentó el activismo en el país y en todo el mundo, especialmente por el uso de armas químicas. Este movimiento antibélico impulsó las prácticas de inversión sostenible, y algunas personas que defendían las prácticas empresariales responsables comenzaron a destacar e influir en los discursos globales.

Los reverendos de la iglesia United Methodist Church,  Luther Tyson y Jack Corbett, con la intención de evitar invertir dólares de la iglesia en empresas que contribuyeran a la Guerra de Vietnam, crearon el fondo de inversión llamado Pax World Fund Pretendían que otros inversores religiosos siguieran sus principios éticos y morales adhiriéndose a un estándar de responsabilidad social y medioambiental. Este fue el primer fondo de inversión destinado a la responsabilidad social y más tarde se convirtió en el Pax World Balanced Fund, que existe hasta el día de hoy.

El Apartheid fue una política de segregación social y racial que tuvo lugar en Sudáfrica entre 1948 y 1994. En 1977, el líder estadounidense de derechos civiles, el reverendo Leon Sullivan, desarrolló un código de conducta para las empresas, denominado Principios de Sullivan, que estaba directamente relacionado con esta política segregacionista. Estos principios pretendían promover la responsabilidad social de las empresas y ejercer presión económica sobre Sudáfrica en respuesta al sistema de segregación racial del Apartheid. Décadas más tarde, las Naciones Unidas adoptaron una versión actualizada del código de conducta empresarial de Sullivan como parte del Pacto Mundial de las Naciones Unidas.

Foro de Inversión Sostenible y Exxon Valdez (Década de1980)

Las repercusiones de Chernóbil y la catástrofe nuclear de Three Mile Island en la década de 1980 generaron ansiedad por el medio ambiente y el cambio climático, lo que llevó a la creación del Foro de Inversión Sostenible de Estados Unidos (US SIF) en 1984.

Siguiendo con el tema del Apartheid, en 1985, estudiantes de la Universidad de Columbia organizaron una protesta, exigiendo que la Universidad dejara de invertir en empresas que mantuvieran negocios con Sudáfrica.  Estas protestas dieron lugar posteriormente al redireccionamiento de 625.000 millones de dólares en inversiones que se habían realizado en Sudáfrica. Además, en 1986, el Congreso norteamericano aprobó la Comprehensive Anti-Apartheid Act, que prohibía nuevas inversiones en Sudáfrica, principalmente en empresas estatales, pero también abarcaba gran parte de su sector privado.

En marzo de 1989, el enorme petrolero Exxon Valdez colisionó con el arrecife Blight, en Alaska, y derramó unos 11 millones de galones de petróleo crudo en el agua. Los intentos de contener el petróleo fracasaron y, en los meses siguientes, la mancha se extendió y no había equipos en la región para recuperar o limpiar el petróleo derramado. En su momento, el que fue el mayor accidente de vertido de petróleo en aguas estadounidenses, dio lugar a varias protestas y esfuerzos activistas hasta la creación de la organización sin ánimo de lucro “Coalition of Environmentally Responsible Economies”. La organización reúne a inversores, líderes empresariales y grupos de interés público para acelerar la adopción de prácticas empresariales sostenibles y la transición a una economía baja en carbono.

Índice Social Domini 400, RIO-92 y Protocolo de Kioto (Década de 1990)

En 1980 se lanzó el primer índice de Inversión Socialmente Responsable (SRI) con el nombre Índice Social Domini 400. En la actualidad, este índice se denomina MSCI KLD 400 Social Index y se centra en empresas con reputación de responsabilidad social y medioambiental.

En 1992, las Naciones Unidas organizaron la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo, también conocida como Río-92, Eco-92 o Cumbre de la Tierra. Se trata de una cumbre mundial para debatir el vínculo entre el desarrollo económico y la protección del medio ambiente. Celebrada en Río de Janeiro, la reunión dio lugar a un tratado ambiental internacional firmado por 154 países con el objetivo de reducir el impacto medioambiental a nivel mundial.

Las consecuencias de RIO-92 se produjeron cuando, en 1997, en Kioto (Japón), las negociaciones sobre el tratado celebrado con anterioridad, definieron cómo y en qué contexto debía proceder la protección del clima. El Protocolo de Kioto no entró en vigor hasta el 16 de febrero de 2005, cuando 38 países industrializados se comprometieron a reducir para 2012 sus emisiones de gases nocivos para el clima en una media del 5,2% respecto a los niveles de 1990.

También se debe tener en cuenta que en 1997 se fundó en Boston la Global Reporting Initiative (GRI), una organización internacional independiente que ayuda a las empresas y organizaciones a responsabilizarse de sus impactos.

Who Cares Wins, PRI y Estándares GRI (2000-2010)

La Global Reporting Initiative (GRI) publicó la primera versión de las llamadas Directrices de GRI en el año 2000, proporcionando la primera estructura global para la elaboración de informes de sostenibilidad. Estas normas internacionales e independientes ayudaron a las empresas a comunicar su impacto en temas como cambio climático, derechos humanos y corrupción.

La conferencia Who Cares Wins,  en español “Quien se preocupa gana” reunió por primera vez a diversos grupos de inversión, como gestores de activos, analistas de investigación buy-side y sell-side, inversores, consultores globales, organismos gubernamentales y reguladores. El objetivo de esta conferencia era cuestionar el papel de los impulsores del valor ambiental, social y de gobernanza (ASG) en la gestión de activos y la investigación financiera. La reunión dio lugar a un informe que ofrecía recomendaciones sobre cómo incorporar las cuestiones ESG a análisis, gestión de activos e intermediación de valores. La iniciativa acuñó por primera vez el término Inversión ESG.

Los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas (Principles for Responsible Investment – PRI) fueron creados en 2006 por un grupo internacional de inversores institucionales y reflejan la creciente importancia de las cuestiones medioambientales, sociales y de gobernanza corporativa en las prácticas de inversión.

Acuerdo de París, ODS y Black Rock (2011 – 2021)

Durante la Cumbre de las Naciones Unidas sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en septiembre de 2015, se establecieron 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) que desempeñan el papel de guía para los países que se comprometen a alcanzar el desarrollo mundial para 2030. Abarcan diferentes aspectos del desarrollo social, la protección del medio ambiente y el crecimiento económico.

En 2016, tuvo lugar el Acuerdo de París, un tratado mundial con un único objetivo: reducir el calentamiento global. Se debatió entre 195 países durante la 21ª Conferencia del Clima (COP21) en París, se aprobó en diciembre de 2015 y entró oficialmente en vigor el 4 de noviembre de 2016.

El tema de la sostenibilidad ha ocupado un lugar destacado en las cartas del CEO de BlackRock, Larry Fink, desde al menos 2016. Ya en 2012 llamó la atención sobre las cuestiones de gobernanza corporativa como un factor necesario para la durabilidad y el desempeño a largo plazo de las organizaciones. BlackRock es el mayor gestor de activos del mundo, con 6,96 billones de dólares en activos gestionados. El tema de la sostenibilidad, sin embargo, adquiere un sentido de urgencia en la carta de 2020 como nunca antes en las ediciones anteriores.

Además de poner de manifiesto la necesidad de que las empresas tengan en cuenta las prácticas ESG en sus modelos de negocio, la propia BlackRock ha dado ejemplo al resto del mundo anunciando varios cambios en sus estrategias de inversión y en su oferta de productos y declarando que podría desprenderse de activos de empresas sin planes claros en materia medioambiental. Este compromiso proporcionado por Larry conlleva una implicación sostenible muy grande por parte de varias organizaciones de todo el mundo, ya que ninguna quiere “quedarse atrás” y ser descartada o no ser bienvenida por BlackRock.

La pandemia y las prácticas ESG

La pandemia de COVID-19 ha puesto las cuestiones de ESG en el punto de mira. Por un lado, los consumidores se preocupan más por las tendencias vinculadas a cuestiones medioambientales y de sostenibilidad, como el enfoque al medio ambiente y la conciencia social. Por el otro, por parte de las organizaciones, se espera un aumento de acciones orientadas a las prácticas ESG como forma de añadir valor y señalar una mayor resiliencia. La pandemia también ha demostrado que empresas y sociedades más frágiles sufren más en las crisis, y que organizaciones solidarias y ágiles aprovechan estos momentos de desafío extremo para crecer.

ESG eBook

Estamos en lo que se espera que sea la fase final de la pandemia y muchos se sienten preparados para volver a la normalidad. Sin embargo, es necesario realizar cambios inmediatos y extremos, ya que muy pronto estaremos sometidos a otros acontecimientos globales devastadores, como el cambio climático. Se debe dedicar mucho tiempo y esfuerzo a desarrollar soluciones que disminuyan la huella ecológica mundial. La inversión ESG es una solución potencial, ya que hace que las empresas se vuelvan más sostenibles y se preocupen por diversas cuestiones sociales, medioambientales y de gobernanza corporativa.

Usted se interesó en aprender más sobre ESG después de leer este artículo? Entonces lo invito a conocer otros contenidos que nosotros ya elaboramos sobre este asunto aquí en el blog.

Consulte también la serie de videos que hemos preparado sobre el tema en el canal de Training SoftExpert en el Youtube.

Camilla Christino

Autor

Camilla Christino

Camilla Christino es Analista de Negocios en SoftExpert, graduada en Ingeniería de Alimentos en el Instituto Mauá de Tecnologia. Tiene una sólida experiencia en el área de la calidad en las industrias alimentarias con un enfoque en el seguimiento y adecuación de los procesos de auditoría interna y externa, documentación del sistema de gestión de la calidad (ISO 9001, FSSC 22000, ISO / IEC 17025), Control de Calidad, Asuntos reglamentarios, buenas prácticas de fabricación (BPF)/normas de correcta fabricación (NCF), HACCP y FCC. También está certificada como auditor líder en la norma ISO 9001: 2015.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.