ESG: el nuevo paradigma de los negocios – Frameworks ESG

Ya hemos visto que los informes y calificaciones ASG están generando una creciente ola de inversiones. Las empresas que publican sus puntuaciones ESG están atrayendo más atención en todo el espectro empresarial y, ciertamente, los inversores buscan aquellas con puntuaciones elevadas. Pero, ¿cómo se recopila y divulga este tipo de información al mercado? ¿Existe algún estándar? ¿Existe alguna norma específica que dicte los parámetros necesarios? Ese es el tema que vamos a tratar hoy.

Los informes ESG, también conocidos como informes de sostenibilidad, se han convertido en algo indispensable para las empresas que cotizan en bolsa y que desean ser reconocidas como inversiones ESG. Sin embargo, las metodologías de medición y los informes aún están lejos de ser estandarizados.

Por ello, los informes de las organizaciones aportan cada vez más una diversidad de marcos oficiales, también denominados frameworks, para satisfacer las necesidades de los inversores, facilitando así la comparación del desempeño de las opciones disponibles en el mercado de inversión.

¿Qué son los Frameworks ESG?

Los frameworks, en el universo ESG, son sistemas para estandarizar los informes y divulgar las métricas ESG. La utilización de estas estructuras es voluntaria, sin embargo, puede ser requerida en algunas ocasiones, como por ejemplo por un inversor, cliente o banco de inversión en particular.

Estos marcos de información son desarrollados por organizaciones sin ánimo de lucro, ONG, grupos empresariales y otras asociaciones. Como resultado, varían mucho en cuanto a áreas de interés y a las métricas que recomiendan.

El uso de un marco específico de ESG ayuda a las empresas a orientar sus procesos de información mostrando dónde mirar, qué medir y cómo comunicarlo. En los mercados de capitales, los datos confiables son los más valiosos. Por lo tanto, a medida que la comunidad de inversores agudiza su atención a las métricas ESG, los niveles de evaluación aplicados a estos datos se intensifican. Por ello, el uso de un marco de información es primordial y ayuda tanto a las empresas como a los inversores a la hora de revelar datos y comparar información.

¿Cómo definir los objetivos ESG?

La pregunta que se hacen muchas personas es:

“¿Los frameworks definen los objetivos ESG que debe tener mi empresa?”

La respuesta es:

“Depende”.

Los marcos ESG suelen definir las métricas y los elementos cualitativos que una empresa debe divulgar, así como el formato y la frecuencia de estos informes. La mayoría de las veces, no se fijan objetivos para estas métricas, esto queda a discreción de la empresa. Por ejemplo, los frameworks no definen la meta de consumo de agua debe reducir una organización. Le corresponde a ella hacer una evaluación y definir este valor en función de sus objetivos y políticas establecidas.

Sin embargo, hay algunos marcos ESG que incorporan metas. Un ejemplo son los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la ONU. También hay algunas organizaciones empresariales que exigen la presentación de informes sobre el progreso hacia determinados objetivos.

¿Qué Frameworks ESG existen?

Como se ha dicho anteriormente, el gran número de marcos ESG es un problema. Un inversor más comprometido y con acceso a la información posiblemente tenga un buen conocimiento de los distintos marcos. Pero esto no puede considerarse universal, ya que puede crear dudas en la interpretación de los informes.

Varias organizaciones están invirtiendo en el desarrollo de un marco que recopile los mejores elementos de los marcos ESG existentes, lo que nos hace esperar un panorama más estandarizado en el futuro.

Según la encuesta sobre informes de sostenibilidad 2020, las normas GRI son utilizadas por cerca de tres cuartas partes (73%) de las G250 -250 empresas más grandes del mundo- y por dos tercios (67%) de las N100 -100 empresas más grandes de 52 países diferentes que suman 5.200 organizaciones. Esto significa que, hoy en día, el GRI es el framework de ESG más utilizado en el mundo. A continuación se presenta un breve resumen de las 5 estructuras más utilizadas actualmente en el mundo:

  • GRI (Global Reporting Inititative) – Fue el primer framework creado y es el más utilizado en todo el mundo. Inicialmente, sus objetivos eran proporcionar a las empresas indicadores de prácticas medioambientales responsables. Posteriormente, los parámetros se ampliaron para incluir los derechos humanos, la gobernanza y el bienestar social.
  • SASB (Sustainability Accounting Standards Board) – Este framework se ha desarrollado individualmente para 77 sectores diferentes, lo que supone un importante factor de diferenciación con respecto a los demás. Utiliza su propio sistema de clasificación de industrias sostenibles para agrupar empresas y sectores similares en función de sus riesgos y oportunidades relacionados con la sostenibilidad.
  • IIRC (International Integrated Reporting Council) – Este consejo es responsable de la publicación del International Framework (IR), que adopta un enfoque basado en principios que proporciona orientación que las empresas deben seguir al preparar informes para los usuarios finales que cubren el contenido ESG para los activos tangibles e intangibles.
  • CDP (Carbon Disclosure Project) – Recopila información sobre cada organización a través de un cuestionario detallado y luego elabora una puntuación utilizando sus propios criterios. El CDP se centra en temas relacionados con el medio ambiente y no cubre directamente los aspectos sociales y de gobernanza.
  • TCFD (Task Force on Climate-Related Financial Disclosures) – En 2020, los informes basados en TCFD se convirtieron en obligatorios para todos los propietarios y gestores de activos que se adhieran a los Principios de Inversión Responsable de las Naciones Unidas (PRI). Los PRI son la mayor red mundial de inversores en inversión sostenible.

Uno de estos esfuerzos para armonizar los diferentes marcos y normas ha sido desarrollado por la Value Reporting Foundation, una organización mundial sin ánimo de lucro que ofrece un amplio conjunto de recursos diseñados para ayudar a las empresas y a los inversores a desarrollar una comprensión compartida del valor empresarial.

El Better Alignment Project fue una colaboración de dos años lanzada en el cuarto trimestre de 2019 entre CDP, CDSB, GRI, International Integrated Reporting Council (IIRC) y SASB para ayudar a sincronizar los diferentes marcos de información en la plataforma Corporate Reporting Dialogue.

SSE (Susteinable Stock Exchenge Initiative) – Es un programa de Asociación de las Naciones Unidas que proporciona una plataforma mundial para explorar cómo las bolsas en cuestiones ESG mantienen una base de datos de todos los documentos de orientación proporcionados por las bolsas de valores a las empresas listadas, lo que les permitiendo que puedan aprender de sus compañeras.  La mayoría de las principales bolsas de valores del mundo cuentan ahora con orientaciones sobre cómo divulgar los datos ESG.

Greenwashing: ¿Ha oído hablar de este término?

Usted, que está cada vez más involucrado en el universo ESG, seguro que ha oído hablar del término greenwashing, pero ¿sabe lo que significa? Greenwashing es el término que se utiliza cuando una organización dedica más tiempo y dinero a promocionarse como sostenible que a minimizar su impacto medioambiental. Se trata de un método publicitario engañoso para ganarse a los consumidores que deciden apoyar a las empresas preocupadas por mejorar el planeta o incluso para intentar ganarse a los inversores más desprevenidos.

El desafío de identificar el greenwashing se vuelve cada vez más difícil a medida que las preocupaciones ESG se convierten en algo habitual para los inversores y empresas de portafolio, lo que lleva a una explosión en el número de productos de inversión etiquetados como sostenibles.

Para los inversores, desgraciadamente no hay una manera fácil de determinar si una inversión es realmente ESG. Sin embargo, existen algunas herramientas que pueden ayudar. Lo ideal es buscar información sobre las empresas para ver si tienen una trayectoria consistente en este ámbito y si su discurso es realmente coherente con sus prácticas.

Y para las empresas, el consejo es: tengan cuidado de no adoptar estrategias que puedan llevar a su organización a ser considerada como Greenwashing. Esto podría empañar la imagen de su empresa durante muchos años.

Conclusión

Los informes ESG, también conocidos como informes de sostenibilidad, ofrecen a las empresas la oportunidad de ser transparentes con las partes interesadas sobre su enfoque en lo que respecta a las directrices medioambientales, sociales y de gobernanza corporativa. Cada vez más se están convirtiendo en una parte esencial de las operaciones de las empresas.

ESG eBook

Con decenas de Frameworks ESG disponibles en varios sectores en todo el mundo, es muy difícil para algunas empresas saber por dónde empezar con los informes ESG. Pero lo importante aquí es trazar una estrategia bien definida, estudiar los posibles marcos existentes e incluso compararse con varias empresas que ya son líderes en este campo. Lo esencial es empezar.

SoftExpert cuenta con una solución ESG completa, SoftExpert ESG mejora la transparencia y la responsabilidad de los datos, ahorrando tiempo, recursos y facilitando la comunicación y la interacción interna y externa. El software ayuda a las organizaciones en sus informes de sostenibilidad permitiendo desde la recopilación eficiente de datos para los informes hasta la optimización y automatización de los procesos y operaciones que contribuyen directamente a los resultados ESG.

¿Usted se interesó en aprender más sobre ESG después de leer este artículo? Entonces lo invito a conocer otros contenidos que nosotros ya elaboramos sobre este asunto aquí en el blog.

Consulte también la serie de videos que hemos preparado sobre el tema en el canal de Training SoftExpert en el Youtube.

Camilla Christino

Autor

Camilla Christino

Camilla Christino es Analista de Negocios en SoftExpert, graduada en Ingeniería de Alimentos en el Instituto Mauá de Tecnologia. Tiene una sólida experiencia en el área de la calidad en las industrias alimentarias con un enfoque en el seguimiento y adecuación de los procesos de auditoría interna y externa, documentación del sistema de gestión de la calidad (ISO 9001, FSSC 22000, ISO / IEC 17025), Control de Calidad, Asuntos reglamentarios, buenas prácticas de fabricación (BPF)/normas de correcta fabricación (NCF), HACCP y FCC. También está certificada como auditor líder en la norma ISO 9001: 2015.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.