En primer lugar, ¿qué es la gestión de innovación?

Hoy en día, ¿has pensado alguna vez en un negocio exitoso sin innovación? Supongo que tu respuesta ha sido no, ¿no es verdad? Y esa respuesta ya nos dice algo: gestionar la innovación hoy es la base del futuro. El primer paso para conseguirlo es adoptar la gestión de la innovación en tu negocio.

Pero, en definitiva ¿qué es la innovación? La definición de innovación es la creación de algo inusual a partir de algo ya existente, ya sea una tecnología, un proceso, un producto, un servicio o negocio. ¿Y la gestión de la innovación? El papel de la gestión de la innovación es gestionar el sistema de implementación de ideas innovadoras, desde la participación de los empleados, colaboradores y clientes en la generación de ideas hasta los resultados finales.

Mejor dicho, el proceso de gestión de la innovación se encarga de determinar la cantidad de etapas y procedimientos que intervendrán en el sistema de innovación de la organización y qué recursos humanos, financieros y técnicos se utilizarán. Por ese motivo, la gestión de la innovación es extremadamente importante para una organización, ya que crea los métodos y estructuras para generar, probar y poner en práctica ideas innovadoras con el objetivo de mejorar su negocio.

¿Quieres fomentar los resultados del proceso de innovación en tu empresa? Entonces, ¡sigue los consejos de este post!

Empieza de a poco

El primer consejo esencial de este post es: innovar independientemente del tamaño, el sector y el ámbito de tu empresa/negocio. Es importante que tengas en cuenta que la única manera de que tu organización se prepare para competir en este mercado cada vez más competitivo es a través de profundos cambios estructurales que son fundamentales para garantizar tu longevidad. Sin embargo, está claro que las empresas no necesitan cambiar de la noche a la mañana y convertirse en disruptivas. La innovación puede producirse gradualmente, comenzando por lo pequeño, y a medida que la gestión de la innovación madura, el nivel de riesgo que debe asumir la empresa y la cantidad de inversión en proyectos de innovación pueden aumentar sobre la base de las lecciones aprendidas, pero no pierdas más tiempo, y empieza mínimamente de a poco.

Establece el significado de innovación para tu organización

Antes de iniciar cualquier actividad relacionada con la innovación, las empresas deben determinar de forma clara y sencilla qué es y qué no es innovación para su negocio. La comprensión de este concepto ayuda a la organización a encontrar métodos y herramientas para su alineación estratégica y el compromiso de los empleados.

Implementa una cultura de innovación

No pienses que para poner en marcha procesos de innovación necesitas contratar a nuevos profesionales creativos e innovadores. ¡Tus empleados actuales pueden ser innovadores! Y la gestión de la innovación lo demuestra al sistematizar cómo procesar, incentivar y aplicar las ideas generadas por tus empleados, colaboradores y clientes y convertirlas en soluciones.

Sin embargo, la gestión de la innovación sólo tendrá éxito si la estructura organizativa de la empresa está abierta a nuevas ideas y dispuesta a invertir en proyectos de innovación. Para que esto sea posible, debe haber una cultura centrada en la innovación, que incentive a los empleados, por ejemplo, mediante presentaciones y formación sobre el tema, pero, sobre todo, debe haber participación de la gestión y de la alta dirección que fomente y valore la innovación.

Estimula la creatividad de tus empleados y la implantación de un entorno disruptivo

Los empleados pueden sentirse inseguros en un espacio donde no se valoran sus opiniones. En una cultura en la que hay demasiadas normas, es casi imposible ser diferente o hacer las cosas de forma distinta, lo que hace que la innovación sea inexistente. Recuerda siempre que lo que impulsa la innovación es la creatividad, y es poco probable que surja en un entorno hostil, ya que las ideas creativas necesitan un entorno productivo para florecer.

Otra barrera que impide a tus empleados a expresar sus ideas es el miedo a ser juzgados. Supera esta barrera creando una cultura de trabajo sin prejuicios en la que las nuevas ideas, ya sean pequeñas o ambiciosas, sean siempre bienvenidas. incentiva a tus empleados a que expresen sus opiniones y utilicen la creatividad para pensar fuera de la caja es la mitad de la batalla que tu empresa necesita afrontar para establecer una cultura de innovación y sacar el máximo partido a sus talentos.

Así que inspira, incentiva y compromete a tus empleados, clientes y colaboradores a participar con ideas innovadoras. Haz que se sientan cómodos y crea un ambiente más acogedor, mostrándoles que la organización valora sus sugerencias y que hará un seguimiento de sus ideas. Puedes estar seguro de que uno de los mayores impulsores de la creatividad será cuando los empleados vean que sus ideas salen del papel y se ponen en práctica.

Incluye la innovación en la estrategia empresarial

No tiene sentido crear soluciones que no estén alineadas con los propósitos de tu empresa. Alinear tus objetivos con la realidad facilita la incorporación de prácticas de innovación en tu planificación estratégica, momento en el que definirás los recursos disponibles para los proyectos de innovación, tales como: inversión financiera, materiales, tecnología, personas, etc.

Además, si los objetivos y retos de la empresa están ocultos, ¿cómo esperas que los empleados contribuyan con la organización? Por supuesto, no es necesario revelar información confidencial, pero mantener a los empleados al día es fundamental para inspirar lealtad y aumentar la productividad. De este modo, todos los empleados pueden alinearse con los objetivos estratégicos de la organización, lo que significa que todos pueden trabajar juntos en pro de los mismos objetivos.

Si es posible, organiza un reto de innovación en tu organización. Empieza por comunicar los objetivos estratégicos de tu empresa a todos tus empleados y pídeles ideas sobre cómo alcanzar estos objetivos, esto les motivará a la hora de generar ideas.

Muéstrale a toda la empresa la importancia de innovar

Deja claro a tus empleados que la innovación no se limita a una nueva tecnología y que las ideas sencillas son siempre bienvenidas. No sólo la alta dirección de la empresa debe conocer la importancia de la innovación. Todos los empleados deben ser conscientes y estar alineados con que la innovación es fundamental para garantizar la competitividad de la empresa en el mercado.

Analiza constantemente las tendencias del mercado

Mantente siempre actualizado de las tendencias del mercado y observa a tus competidores para evaluar la posición de tu empresa con relación a las demás.

Estimula la colaboración entre los diferentes equipos y departamentos

De un modo general, la rutina de los empleados es trabajar con el mismo equipo todos los días, desafortunadamente, esta rutina puede frenar el proceso de creatividad e innovación. Así que, incentiva la participación de tus empleados a participar en equipos de diferentes departamentos. Al incentivar la comunicación entre funcionarios que normalmente no se conectan, tú les motivarás a salir de su zona de confort, y la combinación de diferentes objetivos, personas y conjuntos de habilidades puede conducir a ideas más eficaces.

Promueve un sistema de reconocimiento y recompensas para las mejores ideas

Cuando las personas son reconocidas por su rendimiento, se sienten motivadas. Desde una taza de café hasta un almuerzo gratuito, hay muchas pequeñas formas de demostrar a tus empleados que aprecias lo que hacen a diario. Incluso puedes hacer una encuesta y preguntarle a tu equipo qué beneficios les interesan más.

Aprecie las ideas de tus empleados y, si es posible, incluye mecanismos para involucrar a tu equipo, por ejemplo:

  • Reconocimiento: no ignores el poder de un “gracias”, reconoce a tus empleados tanto en particular como en público.
  • Recompensas: lanza campañas para atraer y estimular la generación de ideas, y a través de estas campañas puedes recompensar a tus empleados con premios monetarios según tu sistema de bonificaciones o con gestos más pequeños como tarjetas o vales de regalo.
  • Celebración: reserva un tiempo a lo largo del año para recompensar a todo el personal por su participación en los procesos de innovación. Las fiestas, los desayunos, los almuerzos especiales, son una forma de que todos se beneficien de los logros.
  • Tiempo extra: ¿a quién no le gustaría un día extra de vacaciones o un día libre para usarlo a su antojo, verdad? Se trata de una recompensa increíblemente eficaz que los empleados aprecian mucho.

Establece un proceso eficaz de gestión de innovación

Estructura el proceso de gestión de innovación a través de etapas bien definidas para la generación y recopilación de ideas, el análisis de viabilidad económica, tecnológica y técnica, aprobación, priorización y puesta en práctica de las ideas que aportan soluciones a las carencias de tu empresa y de sus clientes.

Crea nuevas formas de monetización

La innovación debe considerarse como una inversión, cuando existe la posibilidad de obtener un rendimiento financiero. Por lo tanto, desde el inicio de cada proyecto, es necesario considerar y planificar cómo obtener beneficios e ingresos, ya que uno de los puntos clave de la gestión de la innovación es la correcta asignación de los recursos financieros y el control de todo el retorno de la inversión (ROI) de los proyectos resultantes de las iniciativas de innovación.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el retorno de la inversión en innovación no siempre es tan claro de medir, porque puede llegar de otras formas que no son medibles, como la mejora de la imagen de la empresa, un mejor posicionamiento en el mercado, la ampliación de la base de clientes, la captación de nuevos clientes e inversionistas. Esto puede traducirse en ganancias monetarias a lo largo del tiempo y no necesariamente en el lanzamiento de alguna innovación.

Crea un comité de evaluación de ideas

La creación de una junta de evaluación de ideas es importante para la organización porque evita que los altos cargos de la empresa se sientan abrumados y los especialistas en la materia, a través de un equipo multidisciplinario, tendrán un mejor análisis del proyecto y tomarán las mejores decisiones.

Simplifica el proceso de aprobación de ideas

La mayoría de las ideas pueden aplicarse con poca o ninguna inversión. Para simplificar este proceso de aprobación, la organización puede exigir a los líderes que aprueben de forma autónoma las ideas más sencillas, dejando sólo las más complejas al comité de innovación.

Liderazgo comprometido con la innovación

Para que una empresa innove, los líderes tienen que incentivar a sus equipos, si hay líderes que se desaniman y no escuchan realmente las sugerencias de mejora de sus empleados, especialmente de los que están la línea de frente, nadie aportará nuevas ideas.

Establece objetivos e indicadores de rendimiento

Con todos los lineamientos y la estructura de la gestión de innovación organizados, es el momento de definir las metas y los indicadores de acuerdo con los objetivos deseados por tu empresa. Como hemos visto, el objetivo de la innovación es crear mejores resultados para la organización y, para visualizar este retorno, es necesario definir métricas a fin de poder monitorear cada etapa del proceso de innovación. Por lo tanto:

– En primer lugar, define claramente tus objetivos: ¿a dónde quieres llegar con la innovación? Y establece los principales objetivos y metas de innovación para tu organización.

– Determina las métricas más adecuadas con base en estos objetivos.

– Crea procesos para registrar estos indicadores.

– Acompaña y supervisa la evolución de los resultados de innovación, y ajusta las métricas cuando sea necesario.

Los indicadores más utilizados para medir el proceso y el progreso de los resultados de la innovación son:

  • Cantidad de ideas propuestas;
  • Cantidad de ideas aprobadas y seleccionadas para implementación;
  • Cantidad de proyectos en curso;
  • Cantidad de innovaciones implementadas;
  • Cantidad de proyectos sin éxito;
  • Tasa de éxito;
  • Satisfacción de los clientes;
  • Retorno de la Inversión (ROI).

Y recuerda: divulga siempre los beneficios obtenidos con las iniciativas de innovación a tus funcionarios, colaboradores y clientes, estimulándoles a que aporten nuevas ideas.

Utiliza un Software

Todos los días, tus empleados, colaboradores y clientes tienen excelentes ideas que esperan ser escuchadas. Una plataforma de innovación torna tu proceso de gestión más transparente y gerenciable con mayor eficiencia y facilidad. Las personas se sienten más seguras y comprometidas con una herramienta en la cual puedan seguir la trayectoria de sus ideas.

Y este enfoque se vuelve aún más eficiente cuando existe el soporte de una herramienta capaz de gestionar y mejorar tu proceso de innovación, como el SoftExpert ICM. Puedes utilizar nuestra plataforma para gestionar todo el proceso de gestión de innovación desde el inicio al fin, e implementar las ideas con más probabilidad de éxito para tu organización.

Si la gestión de innovación es algo que deseas para tu organización, comunícate con nuestro equipo y solicita una demostración gratis hoy mismo.

Daiane Loeffler

Autor

Daiane Loeffler

Daiane Loeffler es Analista de Negocios de SoftExpert. Ingeniera Química, egresada de UNISOCIESC, especialista en Ingeniería de Procesos de Sustentare Business School y especialista en Ingeniería Farmacéutica del Instituto Racine. Tiene experiencia en el área de Procesos y Sistema de Calidad, con conocimientos en Buenas Prácticas de Manufactura, Gestión de Riesgos, Auditorías, Análisis de Causa Raíz, CAPA, FMEA, PPAP, APQP y Six Sigma.

También puede interesarte:

¡Reciba contenido gratuito en su e-mail!

Inscríbase en nuestra Newsletter y reciba contenidos sobre las mejores prácticas en gestión producidos por especialistas.

Al hacer clic en el siguiente botón, usted confirma que ha leído y acepta nuestra Política de Privacidad.